Bases para la gestión de la Dirección de Bromatología

Educar: Promover, colaborar y llevar adelante programas y acciones de educación dirigidos a toda la población en sus distintos roles, tendientes a mejorar el conocimiento y la importancia sobre higiene e inocuidad alimentaria.

Reglamentar: Generar y promover la adopción de Ordenanzas y Decretos Municipales para reglamentar las actividades relacionadas con la comercializacion, manipulacion, acondicionamiento y  elaboración de alimentos  en el ámbito del municipio que tiendan a dar un marco claro para promover el desarrollo y la calidad.

Controlar: Ejercer el poder de control, a través de inspecciones y auditorías dirigidas a la producción, comercialización, manipulación, acondicionamiento y consumo de alimentos  dentro del ejido municipal para hacer cumplir las disposiciones legales originadas en la nación, en la provincia y en la la ciudad que lleven a generar igualdad y una mejora constante con el objetivo de velar por la salud pública.

Estas tres bases son tenidas en cuenta todos los días en todas las acciones llevadas adelante, y conforman la totalidad de la verdadera gestión de garantizar el control sanitario de los alimentos en sus etapas de producción, manipulación, conservación, elaboración y distribución en su conjunto. Por ejemplo la aplicación de la educación a distintos niveles no es una actividad extraordinaria, sino cotidiana, abarcando desde la tarea de información y asesoramiento que se realiza cuando se audita un  comercio, hasta programas promovidos por Municipalidad, la Provincia o la Nación como parte de sus tareas de educación e información al consumidor.

La correcta combinación entre la educación, las normas legales y los controles con fines persuasivos y no represivos, determinarán el éxito de la gestión.

Legislación: