Bell Ville, historia y patrimonio

 La muerte de un fraile, cuyas causas no han sido determinadas documentadamente, dio nombre al paraje FRAILE MUERTO, está ubicado a la vera del camino “Real” que, hacia 1600 y dentro del Virreinato de Perú, unía Buenos Aires con Lima y se encontraba muy próxima a un desvío que conducía a la Capitanía general de Chile. Lugar privilegiado si lo hubo, estuvo siempre asomado a las vías de comunicación, ya que el mencionado camino fue abierto y transitado primero por los aborígenes –que no se establecieron en el lugar- luego utilizado por los conquistadores españoles.

Fue en ese paraje, alrededor de 1650, donde el sargento LORENSO DE LARA Y MIMENZA, oriundo de Chile, erigió una modesta construcción de adobe con capilla, que denominó “DE NUESTRA SEÑORA DE LA LIMPIA CONCEPCION DE FRAYLE MUERTO”. Este fue el núcleo poblacional inicial, siendo la referencia utilizada para contar los años de su existencia la fecha en que Lorenso de Lara y Mimenza suscribiera su testamento: 31 de diciembre de 1676. Como se evidencia, no existió fundación, según lo establecido en la estricta reglamentación impartida por la corona española.

El transcurso del tiempo hizo del paraje una aldea. El primer tercio del Siglo .XVIII vio surgir un fuerte para defensa de los malones y con posterioridad, una posta para el obligado descanso de viajeros.

Las vicisitudes sufridas no impidieron la transformación de la aldea en villa, la que, alrededor de 1856, trocó el nombre Fraile Muerto por el de San Jerónimo cuando, por Decreto del Gobernador de la Provincia Don Roque Ferreyra, así dispuso, por considerar inconveniente la antigua denominación.

El Gobernador Juan Antonio Álvarez unificó por decreto Nº 56 del 03.03.1872 los nombres de la estación ferroviaria y el poblado en uno: BELL VILLE.

La comunidad ya marchaba hacia su destino de ciudad: habiendo alcanzado el número de habitantes exigido para serlo, se inició como tal por Ley Nº 2000 del 17 de agosto de 1908, siendo Gobernador de la Provincia Don José Antonio Ortiz y Herrera.

Este aporte histórico de nuestra ciudad, es obra del Centro Municipal de Estudios Históricos.

Boletín de noticias

Suscribite al boletín informativo para recibir periódicamente la información destacada en tu e-mail.

Suscribirme
Municipalidad de Bell Ville, Juntos podemos – Gestión Carlos Briner